El mundo gira

El mundo gira y gira,

más deprisa,

yo me lleno de aire,

que me inunda y me mata,

y me da la vida,

y de pronto me paro,

y el mundo sigue,

y yo quedo solo,

rodeado de bruma.

El espejo me habla

con voz antigua,

y gime de orgullo el pájaro cantor,

la lluvia inunda mi alma vacía,

la calma en la orilla

el agua barrunta

la montaña inquieta tiembla húmeda,

yo salgo del cuerpo y sigo girando,

y caigo de bruces en luces de Sauco,

y cincel en mano

esculpo en madera,

un trozo de aire atascado en mi vertebra,

y gozan las bestias con el alma mía,

y gozan la bestias.