Andalucía subsidiaria

Frontera,

no más que una frontera,

territorio de olivas subvencionadas,

a terratenientes divertidos,

de risa,

aceitunas a precio de progreso,

progreso que no llega a la frontera,

frontera marginada del país,

retorcida en la ignorancia y la asistencia.

De sol y de mar y de viento,

la pobreza, la servidumbre y el hambre.

El sol de la justicia injusta,

el mar de la abundancia para 3 gatos,

el viento de destrucción que no reduce a polvo.

La pobreza del desarrollo que no llega,

la servidumbre como destino del pobre andaluz,

el hambre que doblega la voluntad humana.

Vengan a visitar

el destrozo de el alma andaluz,

que se levantará un día ignorante

hambrienta

con los ojos inyectados en sangre

cortando cabezas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s