Cerebro y contexto

Imagina que trasplantasen tu cerebro a otra persona, y pudieses usar sus manos y pies. Piensa ahora en la posibilidad de que trasplantasen tu cerebro a un delfín o a un pájaro.

¿Intentarías nadar y volar?

El cerebro, la esencia misma del ser humano está estrechamente conectada a la idea de adaptarnos y aprovechar nuestro entorno y habilidades para interrelacionarnos con el mundo.

Podríamos decir que todo lo que rodea a la mente humana es un recurso que usamos para alimentarnos de nuevas experiencias y sin nuevas experiencias el cerebro muere como morimos sin comida o agua.

El cerebro es un pez que sobrevive en un mar de realidades, sin la realidad no puede interactuar y por tanto avanzar.

Experimentos como el de “la cárcel” nos muestran como el contexto nos condiciona la forma de pensar.

Podríamos decir que el contexto es parte de ti, el refranero dice “dime con quien andas y te diré quien eres” o “de lo que se come se cría”, “los que se acuestan en el mismo colchón se levantan de la misma condición”…el entorno forma parte de lo que somos, de como somos y de lo que terminaremos siendo.

La teoría ecológica, nos explica que las relaciones de nuestro entorno nos marcan en gran medida una forma de aprender muy potente.

Además el entorno determina el conocimiento válido y por tanto la inteligencia útil. No existe una respuesta correcta, sino una adecuada en un contexto. Esto invalida incluso que un examen o un test evalúe la inteligencia si no se relaciona con un entorno determinado.

Así que una forma fácil de ser feliz es con un entorno feliz, ser listo en un entorno inteligente, ser guapo en un entorno “guapo”, o ser agresivo con un entorno agresivo.

Decide qué quieres ser y busca el entorno adecuado. Piensa qué harías si pudieses escoger tus brazos, piernas, tu rostro o tu memoria.

La tecnología, la limpieza, las personas, las ideas, los libros….da un paso y acércate a la mejor versión de ti mismo.

 

Resultado de imagen de futuro

 

¿Somos Analfabetas?

El mundo no para de correr y de crear y de crecer. Y tú sentado y en torpe quietud, te vas quedando atrás ignorando que antaño a las personas analfabetas las engañaban con contratos y documentos y hoy ni siquiera te enteras que te engañan a ti como a ellas.

Educar en cómo cazar tigres dientes de sable ya no es demasiado útil. Hemos de enseñar a vivir un tiempo que aún no existe, el mundo no para de cambiar, y ser analfabeto digital te hace ser pobre, pobre de no poder comer, y no te das ni cuenta, y te crees una persona tonta y no lo eres.

He conocido viejitos, que estudiaban dictados y cuentas, esas personas luchan aún por salir de la ignorancia, de saber leer  y escribir, y tú desde tu vitrina de cristal donde puedes ver el mundo marcando en google tres palabras, aún no has descubierto que te queda tanto por aprender para que no te engañen, para salir de pobre…

Resultado de imagen de bertolt brecht frases

 

Las generaciones ninguneadas

Todos fuimos jóvenes incomprendidos, desde Grecia hasta hoy. Cada generación marcada por su contexto cultural, desconfiaba de las adaptaciones que los jóvenes de la siguiente generación ejercían.

El miedo, generado con frases como, “aléjate de la tele” a los niños nacidos del baby boom o “deja ya el móvil” de la generación Net debe ser parecido a los miedos y condenas sentidos por los hijos de cualquier generación. Imagino a la primera generación de niños alfabetizados, en muchos casos condenados por sus padres analfabetos diciéndoles “saca la cabeza de los libros y ponte a trabajar”

La alegría, de un joven con su primer libro, la del día que se encendió la primera vez la tele en blanco y negro en su  casa, y la del joven que recibe su teléfono móvil creo también serán la misma. El que le dan una ventana para ver el mundo y descubrir todo lo malo y lo bueno.

El enfado, también es comprensible, el del padre o la madre que no entiende el nuevo mundo, que entiende un mundo con unas normas, y unas normas que castigan duramente al que no las cumple, el enfado de un padre que quiere un hijo cumplidor de las normas que te llevan al éxito, un éxito que tiene hoy otro nombre, aunque ese padre ya no lo entiende.

La tristeza, de un joven condenado por hacer lo que le pide el mundo, obsesionarse por la pantalla de su móvil, y el mundo lo grita fuerte, con personas que caminan enchufadas, y lo grita con la información siempre entrando, y con anuncios de tele, y la tristeza de un niño que no puede usar la mitad de sus conocimientos en su escuela porque él sabe llegar a la información del mundo con su teléfono y solo puede usar su memoria.

La sorpresa, del mundo ante un cambio inesperado, un mundo de jóvenes diferentes, que aún siendo muy jóvenes influyen en más personas con su opinión, que cientos de personas que están lejos de la pantalla del ordenador.

Es necesario confiar y aprender de la juventud, tanto como en la sabiduría de los años.

Deshechos Humanos…para todo lo demás Mastercard.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos supone el primer reconocimiento universal de que los derechos básicos y las libertades fundamentales son inherentes a todos los seres humanos, el 10 de diciembre de 1948 la comunidad internacional se comprometió a defender la dignidad y la justicia para todos los seres humanos.

Aunque hoy  68 años después siga siendo un tema que se esquiva en favor de otros tantos intereses, no debemos de dejar de educar en ellos pues son el anclaje que hace posible soñar, tal vez de forma utópica,con un mundo mejor.

¿Cuanto?

Quizás en esta sociedad, todo tiene un precio, pero no quiero comprar ni justicia, ni sanidad ni educación de calidad. No quiero comprar mis derechos con la Master Card.

¿Cuando?

No niego que el  tiempo es oro, literalmente cada vez más, esto es cierto cuando la sanidad es más privada que pública, que literalmente tendrás más o menos tiempo de vida dependiendo del oro que tengas, y esto es una clara violación de los derechos humanos.

¿Por qué?

Que dios nos pille confesados, los valores no pueden ser para los que se los puedan permitir, no se puede pretender solo dar educación en centros masificados, en algunas zonas humildes se les llaman de difícil desempeño, que es una bonita expresión para no decir de gente sin recursos, a los que no se les ofrece una solución real, sino un parche burocrático con más papel que fondos.

¿Quién?

Si el estado ataca tus derechos humanos, tienes dos opciones, puedes pensar “más vale pájaro en mano que ciento volando”, algunos derechos mejor que ninguno, o puedes tirar de refranero y decir, “al que madruga dios ayuda” y hacer algo para cambiar las cosas.

Si no tienes tus derechos humanos, te transformas en un desecho humano. Quizá si esperas meses la operación que necesitas, si no tienes un hogar, si no puedes conseguir trabajo, si tu genero es una razón para que te discriminen, para que cobres diferente, si no tienes una educación digna, si no tienes salud…

…quizá defender los derechos humanos es simplemente una cuestión de tener buena educación.

Elige ahora que quieres hacer ahora.

Quiero hacer algo por los derechos humanos:

http://blog.oxfamintermon.org/10-ejemplos-de-proyectos-de-defensa-de-los-derechos-humanos/

https://www.amnesty.org/es/latest/campaigns/2016/01/3-ways-to-fight-for-human-rights-in-your-community/

No quiero hacer nada por los derechos humanos:

https://www.youtube.com/watch?v=gV3CwI3ceis

 

 

Educación Social

 

Definición de wikipedia:

La educación social es una profesión pedagógica que promueve la incorporación del educando a la diversidad de las redes sociales para el desarrollo de la sociabilidad y la circulación social y la promoción cultural y social del mismo a través de la adquisición de bienes culturales, que le permitan ampliar sus perspectivas educativas, laborales, de ocio y de participación social.

Resultado de imagen de educacion social dibujo

Mi definición:

Otra profesión o filosofía de vida más, que trata de dar cabida en el mundo a gente que desean solucionar problemas y ayudar a hacer de este mundo un lugar para que todos y todas puedan vivir, con Ganas de Vivir.

Aprender un proceso que dura toda una vida

Soy un optimista obstinado, no lo puedo evitar. Cada error incluye, en mi manera de sentir y pensar, algo que aprender.

Siento que la suerte sonríe a quien le da las gracias, y yo doy las gracias cada día por ser tan afortunado.

Me encanta aprender, no puedo parar, es para mi una adicción, escuchar a la gente del campo, tener conversaciones con desconocidos en los autobuses o en el bar, forma parte de mis clases cotidianas con mis expertos preferidos.

Internet me resuelve dudas a diario, YouTube me da clases magistrales y los libros que leo me dan ética y filosofía.

Mi laboratorio es el mundo, en él experimento todas mis teorías,  a veces con éxito, a veces con fracaso, pero siempre aprendo algo nuevo.

Me aprendo a mí mismo, y me vuelvo a descubrir, como el que descubre una especie en peligro de extinción, casi a diario.

El aprendizaje es un proceso que dura toda la vida, es inevitable, al menos en mi caso.

Quizás por eso creo en que todos y todas podemos cambiar, mejorar, que todos y todas merecemos a diario una segunda oportunidad para crecer, creer en el futuro y plantar con esfuerzo la semilla de un cambio que seguro llegará.

Educación

Yo me siento educador, y creo firmemente que he conseguido casi siempre con ayuda de toda la comunidad, y en especial con el esfuerzo del alumnado, que el aprendizaje lleve un poco más cerca de sus objetivos a las personas que pasaron por mis manos.

Pienso que ser educador no puede considerarse una profesión, ya que en sí mismo ha de ser una filosofía de vida, una forma de relacionarse y  de ser con uno mismo.

Al fin y al cabo aprendemos por modelaje, por imitación por andamiaje y por costumbre gran parte de las cosas que sabemos, y a quién copiar si no al maestro/a.

Yo me siento educador, y con esto quiero decir que para seguir siendo digno del título iré contando mis reflexiones y aprendizajes sobre el tema, exponiéndome para discernir, la verdad de las cosas, seguro cometo errores espero me los corrijan, y con eso ser un poco mejor.2015-01-13 08.35.06